¿Cómo la tecnología BlockChain beneficia a la industria financiera?

¿Cómo la tecnología BlockChain beneficia a la industria financiera?

 

La tecnología BlockChain ha logrado un sistema que permite el intercambio rápido y seguro de activos e información entre dos partes que no se conocen y sin necesidad de que intermedie un tercero. Esto supone una revolución en la forma en la que, hasta ahora, se han manejado los datos digitales y abre las puertas para que otras industrias -como la financiera- la implementen en aras de optimizar tanto sus procesos internos como aquellos dirigidos a los clientes. Toma nota:

 

 

Seguridad y optimización de los sistemas de registro

Las entidades financieras gestionan a diario considerables flujos de información. Esto implica la utilización de servidores y procesos en línea susceptibles de ser atacados por los delincuentes informáticos. De hecho, la seguridad de los datos es uno de los grandes retos a los que se ha enfrentado la digitalización bancaria. Como ya lo sabes, el libro de registros de BlockChain es inalterable y cualquier intento de modificación sería rechazado. Además, aplicaciones como la identidad digital y las soluciones de “conoce a tu cliente” (KYC por sus siglas en inglés), garantizarían la seguridad en las transacciones.

 

Reducción de costos y procesos más ágiles

Para almacenar y gestionar su información digital, los bancos utilizan una serie de servidores en los que ésta se cruza a diario con la de otras entidades financieras.

Para actualizar dicha información en la base de datos de un banco utilizando la de otro, es necesario ejecutar acciones de mensajería y logística que implican tiempo y esfuerzo. Con Blockchain, es posible que todos los bancos asociados a una red compartan un libro de registro único. De esa manera, se conseguirían considerables ahorros y agilidad en los procesos que requieren validación. Además, se podrían mejorar los controles y los reportes, reduciendo así varias tareas de back office.

 

 

Permite aumentar el portafolio de servicios

Como lo imaginas, si BlockChain elimina la necesidad de confianza entre las partes que hacen transacciones, desaparecerían los servicios en los que el banco solo cumple la función de árbitro o mediador. Sin embargo, abriría oportunidades de mercado. Por ejemplo, permitiría la automatización de muchos de los procesos actuales y la aparición de productos y aplicaciones dirigidas a atender las nuevas necesidades del cliente, como los contratos inteligentes y las transacciones P2P.

 

Aunque hacer predicciones resulta complejo, expertos en el tema coinciden en afirmar que BlockChain y la apertura de los entornos financieros impuesta por legislaciones como la PSD2, llevarán el modelo del sector financiero a evolucionar hacia una plataforma financiera similar a la de Apple Store Financiero. Allí, los desarrolladores generarían productos y servicios fintech utilizando las API’s abiertas de un banco, y compartirían con éste los beneficios que obtengan.

 

Si bien es cierto los esfuerzos de los bancos por digitalizar sus procesos han sido enormes, han encontrado limitantes en cuanto a los costos, complejidad operativa y seguridad de los datos. BlockChain elimina estás barreras y les da la posibilidad de reconfigurarse e integrarse al mercado moderno. Los beneficios de su implementación en la industria financiera son de alcances inimaginables. Mizuho Financial Group -una de instituciones financieras más importantes del mundo- y Cognizant -un proveedor de tecnología de la información-, anunciaron un acuerdo para
desarrollar una solución BlockChain
para el mantenimiento seguro de registros de documentos a nivel global.

 

Otro proyecto de gran envergadura en marcha es R3CEV. Se trata de la asociación de 42 bancos de talla mundial en busca de soluciones BlockChain que le permitan a la industria financiera apropiar esta tecnología y transformarse por completo.

 

Como ves, la industria financiera ha comprendido los beneficios que la tecnología BlockChain puede entregar al sector, y ya se están dando los primeros pasos hacia un sistema que permita transacciones más seguras, en menos tiempo y -lo más importante- con datos totalmente protegidos.